Señaló el abogado penalista que la imposibilidad que tienen los ciudadanos de movilizarse a los centros médicos, por falta de gasolina, agrava más sus estados de salud

El exparlamentario y defensor de Derechos Humanos (DDHH), Rafael Narváez, denunció que “ante la escasez de gasolina, el Estado aplica política discriminatoria y maltrato contra los usuarios, violando los derechos humanos (DDHH)”.

El también coordinador de la Defensa por los Derechos Civiles, expresó que el pueblo venezolano asume “con mucho sacrificio” la falta de servicios públicos como el agua, energía eléctrica y gas doméstico.

Señaló que “el alto costo de la vida que sigue incrementándose por la hiperinflación que luce indetenible, a esto se le suma la escasez de gasolina y la política discriminatoria impuesta por el Estado, acompañada del maltrato de los cuerpos seguridad en contra de los usuarios que hacen colas kilométricas para llenar el tanque de sus vehículos, o motorizados que viven del día a día para llevar alimentos a sus hijos, vulnerando los DDHH”.

“Es admirable la fortaleza y el apego a la vida, ante esta pandemia que ya ha cobrado víctimas en Venezuela”, manifestó el exparlamentario, quien además destacó que la situación de los pacientes crónicos en el país, como los de cáncer, que ya no encuentran la forma de continuar con sus tratamientos de quimioterapias; la diálisis para los que padecen de insuficiencia renal; los diabéticos; los que presentan problemas coronarios y los contagiados con VHI, es compleja”.

Narvaez, exhortó al Estado a cumplir con el artículo 19 constitucional, el cual establece la garantía, protección y respeto de los DDHH.