El abogado Marino Alvarado, coordinador de investigación, asegura que las finanzas de Provea son públicas y que el propio gobierno sabe cuánto han recibido y de dónde

El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos, siempre ha estado bajo fuego. Hoy desde el oficialismo, lo acusan de supuestamente recibir dinero de la CIA.

Marino Alvarado, coordinador de investigación de Provea, denunció que hay una campaña contra la organización por parte de altos funcionarios del gobierno de Maduro; advirtió que van a seguir con su trabajo de documentar las violaciones de derechos humanos y acompañar a las víctimas.

“Ya nos hemos comunicado con las instancias de protección”, como la oficina de la Alta Comisionada Michelle Bachelet y la OEA, para reportar las amenazas recibidas por parte de altos funcionarios y de la “guerrilla comunicacional”.

Alvarado, señaló que han pedido que se respeten los derechos humanos de los detenidos por las incursiones marítimas denunciadas por Maduro. También reiteró que en la medida en que se cierren las vías para una solución pacífica, se alientan las acciones violentas. Esos dos pronunciamientos podrían haber molestado a quienes están en el gobierno, estima.

El abogado asegura que las finanzas de Provea son públicas y que el propio gobierno sabe cuánto han recibido y de dónde.

También reiteró que las personas detenidas en las incursiones marítimas tienen derechos que deben ser respetados: “Derecho a la vida, derecho a la integridad física”.