La deficiencia de alimentos es una de las principales protestas de los reclusos,quienes tomaron el control del Centro Penitenciario de Occidente.

Presos de la cárcel de Santa Ana de Táchira, tomaron como rehenes a unos siete guardias durante una protesta por deficiencias en el suministro de alimentos, denunció la ONG “Una Ventana a la Libertad”.

La jubilada de 63 años, Elvira Sarmiento, narró que “ayer hablé con mi hijo y me dijo que tenía hambre, pues desde hace tiempo la comida que les dan en la mayoría de los casos les toca botarla, porque no pueden comerla”.

Agregó que su hijo, un reo de 24 años, le manifestó que emprenderían una protesta “por lo poco que les están dando de comer”.

Una Ventana a la Libertad indicó que en el lugar “hay severos cuadros de desnutrición, hepatitis, tuberculosis y escabiosis, entre otras enfermedades”, así mismo se contabiliza 134 fallecidos en 2019 en cárceles venezolanas por tuberculosis y otros nueve decesos asociados a desnutrición.

Por funcionar bajo un nuevo régimen penitenciario aplicado desde 2011, para reducir la violencia carcelaria, los reos “están obligados a practicar orden cerrado y varios reclusos se han desmayado por estar en condiciones de desnutrición”, subrayó la ONG.

Autoridades penitenciarias no se han pronunciado aún sobre el motín.