El defensor de derechos humanos y dirigente opositor, Humberto Prado, condenó este martes el nuevo enfrentamiento de bandas contra la policía en la parroquia La Vega, en Caracas.

“El operativo para una foto pero sin resultados importantes, el realizado por los funcionarios del régimen de Maduro en La Vega y celebrado por la Ministra de Interior, Justicia y Paz con “bombos y platillos”, dijo a través de su cuenta Twitter.

En ese sentido, afirmó que el operativo fue un “pote de humo”, con un resultado nefasto de personas fallecidas. Además de eso, destacó que si no existe una verdadera política criminal que ataque de fondo la problemática “seguiremos con el Coqui y el Wilexis”.

“Más de 1.400 funcionarios movilizó la Ministra del régimen y la respuesta de hoy fue plomo (…) en la cual se cobró la vida de los ciudadanos Guillermo Gregorio de 59 años y la señora Yoraima Diaz de 47 años”, dijo

Durante el operativo habrían fallecido, hasta el momento al menos tres personas, dos de ellas por el impacto de balas durante los enfrentamientos, aunque solo se habría confirmado el caso de una enfermera que falleció durante un tiroteo en la barriada caraqueña de La Vega.

“Hoy, nuevamente la tragedia enluta al gremio de Enfermería del Distrito Capital. Producto de la violencia en la parroquia La Vega, pierde la vida trágicamente por una bala perdida la Licenciada Yuraima Díaz Araujo, sostén de hogar conformado por dos pequeños hijos y su madre”, escribió el Colegio de Profesionales de Enfermería en Twitter.

En una esquela publicada junto al mensaje, explican que Díaz Araujo trabajaba en la clínica popular El Paraíso.

Este sábado, la Policía Nacional Bolivariana (PNB) puso en marcha una gran operación en La Vega, que concluyó con la detención de 38 personas, según detalló la vicepresidenta venezolana y ministra del Interior, Carmen Meléndez.

En la misma participaron 1.420 agentes de la PNB para proteger “a los ciudadanos de la zona que “estaba asediada” por distintas bandas”.

Tras la operación, dejaron “12 puntos de reforzamiento” con el objetivo de “mantener y garantizar la paz” en ese sector.

En la misma, fueron incautadas tres pistolas, tres fusiles de diferente calibre, un fusil de francotiradores, una subametralladora, dos rifles y dos granadas fragmentarias, además de abundante munición.

También decomisaron cerca de 4,2 kilos de droga, según el informe leído por la ministra para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV) y al que no convocó a otros medios de comunicación.

En la mañana de este lunes, varios vecinos reportaron a través de las redes sociales que habían comenzado, de nuevo, los tiroteos, a lo cual ninguna autoridad se ha pronunciado al respecto hasta el momento.