El hacinamiento y falta de un servicio de salud ha conllevado a la propagación de enfermedades como: tuberculosis, Hepatitis y males infecto contagiosos, afirmó Humberto Prado, Comisionado para Derechos Humanos y Atención a las Víctimas

El Comisionado para Derechos Humanos y Atención a las Víctimas, Humberto Prado, exhortó este sábado 12 de septiembre, a los jueces venezolanos a dictar medidas para beneficiar a los privados de libertad ante la falta de capacidad para atender a los recluidos y combatir la pandemia en las cárceles del país.

“El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), informó que las muertes de reclusos se han duplicado en los centros penitenciarios de Venezuela, durante la pandemia por el COVID-19”, indicó el representante de los DDHH.

Asimismo, denunció que los centros de privativa de libertad presentan problemas fundamentales que violan los derechos humanos de los reos, como el “hacinamiento y falta de un servicio de salud que ha conllevado a la propagación de enfermedades como:tuberculosis, Hepatitis y males infecto contagiosos”, dijo Prado.

Entre marzo y agosto de 2020, fallecieron 287 presos en centros penitenciarios y celdas de retención de la policía, señaló el comisionado, quién afirmó que las cifras representan “un salto en la relación con las 137 registrados en el mismo periodo de 2019, según datos que InSight Crime ha recogido sobre muertes de presos en Venezuela”.

“Aunque el régimen no han entregado cifras sobre las muertes de reclusos por coronavirus o casos de la enfermedad en las prisiones, la ONG Una Ventana a la Libertad calculó 109 casos de coronavirus en instalaciones policiales de seis estados para comienzos de septiembre”, sentenció.