A través de las redes sociales, los usuarios alertan a la ciudadanía que se aplica esta técnica en los alrededores de la estación del metro Capitolio

La técnica de asfixia conocida como “maquinita“, ha sido aplicada por bandas delictivas en Caracas, método el cual consiste en que un primer atacante sujeta a la víctima por el cuello desde la espalda, el segundo lo golpea en el estómago y el tercero la requisa y la despoja de sus pertenencias.

En este sentido, el especialista Pedro López, abogado y docente universitario, expresó, en entrevista para Contrapunto, que este tipo de método afecta la integridad física de las personas, además de ello causa daños psicológicos.

Detalló que las víctimas sufren un período de estrés agudo que puede durar hasta 30 días, lapso en el cual la persona afectada recuerda el hecho constantemente, sueña con ese episodio vivido, y si supera los 30 días se convierte en un trastorno de estrés postraumático.

Especificó que este tipo de delito se puede denunciar ante los cuerpos policiales.

López recomendó a los ciudadanos que transitan por las calles de Caracas, estar pendientes de las personas que tienen a los lados, a no portar o exponer objetos, prendas y joyas costosas, porque “estos sujetos” se mantienen vigilantes de lo que portan los transeúntes.

Casos:

El pasado 12 de mayo, fueron aprehendidos varios sujetos (10 hombres y 1 mujer) que se dedicaban a robar en el centro de Caracas, específicamente, en la avenida Lecuna.

La Policía Municipal de Caracas (Policaracas) detuvo a 4 ciudadanos que se dedicaban a aplicar “la maquinita” a usuarios del terminal Río Tuy, para despojarlos de sus pertenencias.

También, Gustavo Enrique Sandoval Perera, de 37 años de edad, quien era exfuncionario de la Policía de Sucre, fue asesinado la mañana del martes 9 de junio cuando se desplazaba en su moto por el sector La Cueva del Humo, ubicado en el barrio Carpintero de Petare, estado Miranda. La víctima se detuvo porque un hombre se lo pidió. Luego salieron dos más y lo tomaron por el cuello hasta asfixiarlo. Le robaron su moto y una pistola.

Esta técnica delictiva también es aplicada en España, desde el año 2000.