La abogada afirmó que a los indígenas presos en El Rodeo los están matando de hambre

La abogada y defensora de derechos humanos Tamara Sujú denunció la situación de los pemones presos y el uso que funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) están haciendo del teléfono del capitán Rafael Acosta Arévalo, asesinado mientras se encontraba bajo custodia del Estado.

Sujú mostró en redes sociales una foto “de nuestros Indigenas Presos Políticos de la Etnia Pemón que se encuentran en El Rodeo, a los que la Dictadura esta Torturandolos lentamente matandolos de HAMBRE. Lo mismo sucede en otras cárceles del país”.

La abogada aseguró que la Dgcim activó el teléfono de Acosta Arévalo, “ese que le robaron cuando lo asesinaron torturándolo el año pasado”.

“Le pusieron una foto porno que taché para q vean q es el mismo número del cual el Cap escribía a su esposa @waleswka77 . Criminales Creativos…”, subrayó.