Consideran sumamente importante que los dos gobiernos (Trinidad y Tobago y Venezuela) se coordinen y cooperen con respecto a rutas migratorias seguras

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) se pronunció sobre la muerte de al menos 21 venezolanos que intentaban llegar a Trinidad y Tobago.

Desde este organismo hacen un llamado a los Estados de la región a cesar las devoluciones no seguras y vía marítima e instó a las autoridades de Venezuela y Trinidad y Tobago a tomar acciones coordinadas de búsqueda y rescate.

“Nos entristece enormemente la noticia de que al menos 21 venezolanos que habían intentado llegar a Trinidad y Tobago murieron cuando su barco volcó frente a las costas de Venezuela”, señaló la organización.

El organismo ratificó el mensaje de la ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones para que se realicen esfuerzos urgentes para detener a los contrabandistas y traficantes de personas que envían refugiados y migrantes en peligrosos viajes por mar.

“También instamos a las autoridades venezolanas y de Trinidad y Tobago a coordinar y cooperar para proteger la vida y la seguridad de los migrantes y refugiados, incluso mediante operaciones de búsqueda y rescate efectivas en el mar e investigando de manera rápida, eficaz, exhaustiva y transparente este trágico incidente”, agregó.

“Una vez más, pedimos a los gobiernos que detengan las devoluciones en el mar en violación del principio de no devolución y la prohibición de las expulsiones colectivas y suspendan todos los retornos forzosos en medio de la pandemia de COVID-19 para salvaguardar la salud de los migrantes y las comunidades”, sostuvo el organismo.