El abogado defensor de los Derechos Humanos, Rafael Narváez, aseguró que la mesa de negociación del gobierno de Maduro y la oposición en “México es una demostración de la indiferencia, del desprecio e indolencia que se mantiene al no buscar soluciones urgentes para el bienestar social de los que más sufren en nuestro país”

“Es inhumano no contemplar dentro de las innumerables agendas diseñadas para encuentros de diálogo y negociación, el sufrimiento de los ciudadanos que siguen siendo víctimas de una crisis de salud”, sentenció el abogado defensor de los Derechos Humanos, Rafael Narváez, al referir al deteriorado sistema de salud venezolano y a las conversaciones que se están realizando en México y que se retomarán el 3 de septiembre .

n una nota de prensa, destacó que en el país se sigue perdiendo la vida de muchos pacientes crónicos o que padecen cáncer o enfermedades renales, cómo es caso de los niños del hospital JM de los Ríos, quienes se encuentran a la espera de un trasplante de médula ósea, pero sus posibilidades de alcanzarlo son pocas porque el “Estado no cumplió con el convenio con el Estado Italiano”.

Narváez señaló que las dosis anticovid que llegaron al país son “insuficientes” para detener la cadena de contagios del covid-19 y recalcó que según la Academia de Medicina solo 7% de la población logró vacunarse y un número indeterminado aún espera de la segunda dosis.

El también coordinador por los derechos civiles´, expresó que el “gobierno de Nicolás Maduro sigue vulnerando los derechos humanos y garantías constitucionales de los ciudadanos, su prioridad es acumular más poder por el poder. Sin importarle quien sufre, ni quien padece”.

Finalmente, recalcó que el Estado cuenta con la complicidad de la Asamblea Nacional y del Consejo Nacional Electoral (CNE), quienes mantienen un “presupuesto millonario destinado al poder político, pero ni un centavo para resolver el problema de la salud y la vacunacion contra el covid-19”.