El gobierno de Nicolás Maduro “es un Estado que le incómoda la libertad de expresión”, aseguró el coordinador de la Defensa por los Derechos Civiles, Rafael Narváez, quien aseveró que su intención es “ocultar una verdad que se vive día a día en la sociedad venezolana”

El abogado y defensor de los derechos humanos, Rafael Narvaez, condenó la política de persecución, amedrentamiento y amenazas contra los medios comunicación independiente y la prensa libre, así como el ataque a los periodistas y al libre ejercicio del periodismo.

Este tipo de situaciones atentan contra la información veraz y oportuna; además recalcó el gobierno de Nicolás Maduro “no se detiene con la intención de ocultar una verdad que se vive día a día en la sociedad venezolana que sigue siendo víctima de la hambruna, servicios básicos deficientes y la crisis sanitarias que se mantiene sin esperanzas de solución”, a la que se le suma una “dolarización que ha engordado a los ricos haciéndolos más ricos y a los pobres más pobres”.

El también coordinador de la defensa por los derechos civiles aseguró que, la hiperinflación aniquiló e hizo desaparecer el salario, profundizando la desigualdad social en el país.

Asimismo, Narváez acotó que el “Estado sigue en su plan de imponer censura a la prensa libre y seguir transitando el camino de la imposición de una hegemonía comunicacional para así dejar en el mayor grado de indefensión a un pueblo sufrido, que no esté bien informado”.

Finalmente, el abogado defensor DDHH cuestionó la decisión equivocada del gobierno de Nicolás Maduro en declararle la guerra a la libertad de expresión, cerrar medios de comunicación social, incautación de equipos y las amenazas a periodistas con restricciones al libre ejercicio del periodismo, “es un Estado que le incómoda la libertad de expresión”.