Según la información recabada por la ONU el sistema de Justicia venezolano carece de independencia y ha servido durante años para perpetuar las graves violaciones de derechos humanos

Este jueves, el diputado electo en 2015 y dirigente de la oposición ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Miguel Pizarro, dijo que el nuevo informe de la de la Misión Internacional Independiente no solo reafirma la violación sistemática de derechos humanos en Venezuela a pesar de las recomendaciones y denuncias realizadas por organismos internacionales, sino que también evidencia que el sistema de justicia venezolano es una parte activa de la violación sistemática de Derechos Humanos.

“En Venezuela no hay posibilidad de justicia bajo el sistema ordinario. Hoy queda demostrado que la Fiscalía, el Ministerio Público, los tribunales y el Tribunal Supremo de Justicia han negado la reparación la verdad y la justicia a las víctimas y el Estado Venezolano no castiga las violaciones de derechos humanos y no está en disposición de hacerlo”, expresó Pizarro.

Según la información recabada por la ONU el sistema de Justicia venezolano carece de independencia y ha servido durante años para perpetuar las graves violaciones de derechos humanos.

Foto: Centro de Comunicación Nacional.

El informe, que será debatido en la actual sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, denuncia prácticas como el uso de supuestas pruebas obtenidas mediante tortura o la emisión de órdenes de detención “retroactivas” para ocultar arrestos ilegales.

La misión, creada por el Consejo en 2019 y que emite ahora su segundo informe sobre la situación en Venezuela, también cree que hay “motivos razonables” para creer que políticos venezolanos de alto nivel han influido significativamente en el Poder Judicial del país. 

 “La Misión realizó un análisis detallado de caso 200 detenciones de opositores ocurridas entre 2014 y agosto de 2021, en las que se reportan desapariciones forzadas, caso de tortura, violencia sexual, tratos crueles e inhumanos, presentación de pruebas falsificadas y manipuladas, coacción para obtener declaraciones de los detenidos y, sobre todo, la falta de independencia del sistema judicial. El régimen maneja todos los hilos de la justicia en Venezuela a su antojo”, resaltó Pizarro en un comunicado de prensa.

Foto: Jonathan Lanza – Contrapunto

Además de eso, Pizarro destacó la ausencia de investigaciones y juicios a funcionarios de alto nivel, explicando que el informe revela que “solo los perpetradores de menor rango enfrentan un proceso penal pues las investigaciones del sistema judicial venezolano hacen caso omiso a las investigaciones más arriba en la cadena de mando”.

Es importante continuar documentando los casos de violación de derechos humanos porque todo ello permitirá hacer justicia e iniciar un proceso de reparación de las víctimas. En este informe, además hay declaraciones importantes de jueces y fiscales que también han sido víctimas de amenazas y hostigamiento por parte del régimen. Cada uno de estos de estos testimonios, y cada uno de los informes y actualizaciones emitidos por organismos de Derechos Humanos nos acercan a los procesos necesarios para alcanzar la justicia para los venezolanos”, resaltó.