Unos 250 pacientes del Hospital de Niños JM de los Ríos están en riesgo debido a la falta de insumos, denunció la organización Prepara Familia.

En el centro asistencial no hay ni una inyectadora, alertó la directora de Prepara Familia, Katherine Martínez.

No se está cumpliendo con ninguna de las medidas cautelares acordadas por la CIDH, informó en entrevista con Unión Radio. Ha habido un descenso del número de trabajadores, no solo migran sino que se dedican a otras actividades.

Nosotros estamos buscando donaciones y por eso nos criminalizan, lamentó.

Seguimos documentando lo que ocurre ante los mecanismos internacionales, explicó Martínez.