Se necesitan comedores para adultos mayores y subsidio de medicinas para hipertensión y diabetes entre otros programas, sostuvo el director de Convite

El director de la asociación civil Convite, Luis Francisco Cabezas, destacó que alguien como el representante de la ONU para asistencia humanitaria no visita un país que no esté en crisis.

“Venezuela sigue en emergencia humanitaria y su visita lo ratifica”, enfatizó.

Aunque la invasión a Ucrania y otras emergencias han hecho que las prioridades cambien, Venezuela sigue necesitando la cooperación internacional, sostuvo Cabezas en entrevista para Unión Radio.

La emergencia venezolana ha perdido interés en el ámbito internacional, por el conflicto en Ucrania y por la intención de imponer la narrativa de que Venezuela se recuperó, alegó. Cabezas subrayó que sí ha habido una pequeña recuperación, pero que se ve sobre todo en las capitales y solo en los sectores comercio y servicios.

También refirió que muchos países no ven la emergencia humanitaria venezolana.

Detalló que 4,5 millones de personas viven dificultades para poder alimentarse, y solo para un programa puntual de alimentación de 2 millones de adultos mayores se necesitan entre 3 y 5 millones de dólares. Se necesitan comedores para adultos mayores, subsidio de medicinas para hipertensión y diabetes. Hay entre 500 mil y 700 mil adultos mayores que viven solos y necesitan atención, y otros adultos mayores en casas hogares que no tienen a nadie.

En este momento Convite está culminando un proyecto para atención de personas mayores y un soporte de emergencia en Maripa (Bajo Caura) por la afectación causada por el crecimiento de ríos. “Estamos atendiendo a más de 500 familias”, explicó. “Vamos a apoyar con mecanismos para potabilizar agua, kit de alimentos” acordes con los usos y costumbres de las comunidades.