El lugar acogía reuniones de empresas, bodas y estancias de ocio

El complejo hotelero español La Cigüeña, en España, actualmente hospeda gratis a 70 inmigrantes, mayoritariamente venezolanos solicitantes de asilo y otros latinoamericanos, que encontraron de esta forma un hogar durante el estado de alarma declarado en ese país, debido a la epidemia de coronavirus.

Los bungalós (cabañas) de madera de sus instalaciones en la localidad de Arganda del Rey, al sureste de Madrid, estaban destinados a vaciarse debido al confinamiento de la población ordenado por el Gobierno español el 14 de marzo, sin embargo, sus propietarios decidieron abrir las puertas a quienes no tuvieran donde vivir.

Las cabañas tienen alrededor de 50 metros cuadrados y disponen de baño privado, camas, sofás, calefacción y aire acondicionado, televisión y Wifi, lo que les permite estar conectados con sus familiares y conocidos.

También toman tres comidas al día en el comedor del complejo, al que acuden en turnos de 15 personas y respetando la distancia de seguridad entre ellas, para evitar el contagio.

En este sentido, Miguel Ángel Carnero, uno de los dos propietarios de La Cigüeña, destacó que “aquí dentro se cumplen todas las reglas del confinamiento, igual que en todo el país”.