El Comité por la Libertad e Inocencia de los jóvenes revolucionarios Aryenis Torrealba y Alfredo Chirinos agradecieron por las muestras de solidaridad permanente que reciben ambos ciudadanos

Se cumplieron 11 meses del encarcelamiento de los jóvenes Aryenis y Alfredo. Familiares y amigos piden que “este calvario” tenga fin, y que “en el estado de derecho y justicia que nos asiste en la Constitución de la República sean declarados inocentes, tal como hasta los momentos se ha podido demostrar y poder tener su libertad plena”.

“Nos mantenemos firmes, con la verdad que nos asiste y con la moral en alto, insistiendo en que prevalezca la Justicia”, agregaron.

Alfredo Chirinos y Aryenis Torrealba fueron acusados de ser espías de la Oficina Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés). El 28 de febrero los apresaron.

Chirinos, de 33 años de edad, al momento de su detención era gerente de Operaciones Especiales de Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Torrealba, de 39 años, era gerente de Operaciones de Crudo de la estatal. Ambos dependían de la gerencia de Comercio y Suministro.

Una comisión de reestructuración de la industria petrolera divulgó el 2 de marzo que Chirinos y Torrealba “eran responsables de la entrega de información estratégica, sensible y de carácter confidencial, al gobierno de los Estados Unidos, para con ello agredir a la industria petrolera”.

Ambos fueron acusados de traición a la patria. Se les allanó su vivienda. “Se incautaron documentos con información confidencial y sensible de la estatal petrolera”, dijo para ese momento el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol.