Se dirigió a familiares de amistades, invitó a vivir en alegría y agradeció a los presentes

Una familia de amigas y amigos es de los verdaderos tesoros que puede vivir un ser humano, las luchas de los juntos de la tierra tiene la facilidad y bonita habilidad de construirlas. Cuando las injusticias se hacen presentes, la solidaridad nos une y las tantas voces se hacen una y se levantan las banderas de redención; somos los de siempre, los que andamos con alegría los caminos por un mundo mejor.

Con placer puedo decir que no sólo yo quiero cambiar el mundo, voy con ustedes cambiando los pedacitos de mundo que habitamos y lo hacemos con alegría, con amor en el corazón y fuego en nuestras almas.

Lleno de gratitud estoy con todos y todas por unirse a la verdad, quisiera nombrarlos a todos, pero por temor de que no escriba uno de os tantos nombres que nosotros están, no lo haré. Agradezco a los que desde cada frente han hecho una trinchera para sumar acciones por un mundo mejor. Los que están dentro y fuera de estas fronteras, “la solidaridad no tiene fronteras” escuche hace unos cuantos años, los trabajadores y trabajadoras, los atletas y las atletas que con su tenacidad cada día se levantan con los sueños intactos, estudiantes, artistas, cultores, miembros de partidos, movimientos, colectivos, campesinos, comuneros, madres, padres, grupos, familias, a todos, a todas les diré toda la vida: gracias por la solidaridad mostrada y por las luchas que llevan en su andar.

Se me dibujan sonrisas y me llena de felicidad saber que ustedes están y que van llenando de colores la vida, haciendo un mundo multicolor, acá no hay espacio para tristezas, rencores, ni odios, a nosotros nos guían la justicia, la verdad y el amor.

Sigamos siendo una familia de amigos, sigamos haciendo hermosos senderos al caminar, que se nos gaste la vida con la felicidad de estar juntos al andar y se hará eterna la vida por todos los que en esos caminos se van a sumar.

Está por finalizar un año que nos invitó a juntarnos y así lo hicimos, nos abrazamos y así seguimos, el año por comenzar nos conseguirá unidos y con infinitas ideas y sueños por desarrollar. Sabemos que un podrido sistema secuestra al mundo, que nos pretende encerrar, encadenar, pero no se apresa una mente libre ni un alma rebelde, presos aquellos que de la avaricia se dejan controlar.

Vivamos con alegría, con conciencia, con amor, con respeto a esta pachamama, cambiemos en nuestras vidas lo que del mundo queremos cambiar, mientras más seamos, mientras más lo hagamos, más bonito será el andar.

Gracias por estar, les comparto mi amor y sepan que aquí hay mucha dignidad.

¡La línea justa es luchar hasta vencer!
¡Somos Dignidad, somos Alegría, somos Amor y Rebeldía!
¡¡¡Abrazos y sonrisas!!!