Desde que comenzaron los enfrentamientos, los datos oficiales difundidos por parte del Gobierno de Nicolás Maduro y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) han sido escasos

La ONG venezolana Fundaredes, que ha informado de los combates entre militares de su país y un grupo de disidentes de las FARC en un estado fronterizo, denunció este miércoles que sus activistas en la zona de los enfrentamientos han sido hostigados.

“Alerta, activistas de Fundaredes en Apure son objeto de hostigamiento en este momento. Estaré informando en minutos de mayores detalles de las arbitrariedades que se pretende por documentar el conflicto existente en esta región fronteriza y las violaciones de derechos humanos”, escribió en Twitter el director de la ONG, Javier Tarazona.

Por su parte, el político opositor David Smolansky informó en la misma red social que, mientras sostenía “una reunión de trabajo” con miembros de la asociación, dos de sus integrantes estaban “siendo hostigados por cuerpos de seguridad” en el estado fronterizo de Apure, escenario de los combates.

A su juicio, ese hostigamiento, del que ninguno de los dos facilitaron detalles, es “consecuencia de la falsa acusación y amenazas” que hizo el ministro de Defensa, Vladimir Padrino “en contra de las ONG”.

“La ONG Fundaredes ha hecho un trabajo serio y relevante documentando los hechos violentos que han sucedido en La Victoria desde el 21 de marzo”, subrayó el político en referencia al día en que comenzaron los combates.

También destacó que “han registrado testimonios de desplazados y familiares” de varias personas que, presuntamente, “fueron ejecutados extrajudicialmente” en el caserío El Ripial.

Desde que comenzaron los enfrentamientos, los datos oficiales difundidos por parte del Gobierno y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) han sido escasos.

Ninguna fuente oficial o castrense ha confirmado si el grupo armado al que combaten son disidencias de las FARC, aunque sí han publicado fotografías de uniformes incautados con las siglas de esa antigua guerrilla.

Fundaredes ha difundido datos de combates, denuncias de ejecuciones extrajudiciales y la huida al vecino departamento colombiano de Arauca, de miles de ciudadanos que escaparon de la violencia.