Feliciano Reyna, presidente de la organización Acción Solidaria, sostuvo que el rol asumido por la Defensoría del Pueblo en las violaciones de derechos humanos “ha sido decepcionante”.

Comentó que de la oficina de Michelle Bachelet habrá seis personas en el terreno. Dijo esperar que, el informe de la Misión de Determinación de Hechos aumente el número de entrevistas y que haya cooperación del Estado venezolano en su conjunto.

Afirmó que, la decisión de prorrogar el mandato de la Misión de Determinación de Hechos debe verse completa como un conjunto de acciones de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, porque también fue aprobado el trabajo de la alta comisionada Michelle Bachelet.

Reyna indicó que, el personal de la oficina de Bachelet debe informar con periodicidad de su trabajo.

Lo que importa más es la centralidad de las víctimas, no se pueden desechar sus testimonios, solicitud de justicia, búsqueda de que no haya impunidad,comentó.

Recordó que Bachelet informó el año pasado lo que ocurría en Venezuela. Se entiende que la oficina está haciendo esfuerzos para seguir en el país.