Con bolsas negras, cerca de un canal de aguas de lluvia, en medio de una Autopista así se encuentran cientos de venezolanos que esperan retornar a Venezuela, pero que su paso se ha visto limitado por las restricciones en la frontera

“Sigue la humillación hacia los venezolanos que intentan regresar a su país. Al menos 500 personas –que han caminado y tomado buses durante días– están varadas en Colombia luego de que el régimen restringiera el paso por la frontera de 300 personas diarias a 100 cada tres días”, denunció David Smolansky, quien es el Comisionado designado por Juan Guaidó ante la Secretaría General OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos.

Los afectados se encuentran en un campamento improvisado con bolsas y materiales de desechos en un separador de la Autopista Norte de Bogotá, cerca a una canal de aguas lluvias que utilizan para bañarse y lavar la poco ropa que llevan en maletas y bultos.

Smolansky señaló que en el sitio se encuentran mujeres embarazadas, adultos mayores y niños recién nacidos, situación que los pone en condiciones de extrema vulnerabilidad.

“Toda persona tiene derecho a regresar a su país de origen, incluso durante una pandemia. El régimen niega este derecho a los venezolanos al restringir el paso por la frontera y al mantener el espacio aéreo cerrado para vuelos humanitarios”, puntualizó el Comisionado ante la OEA.