El Observatorio Venezolano de Prisiones resalta que además conoce que existe una población civil que permanece dentro de las instalaciones y hace vida dentro del recinto penitenciario

Este jueves el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) denunció, con información de primera mano, que en el Centro Penitenciario de Aragua, mejor conocido como Tocorón, hay 40 privados de libertad aislados que padecen tuberculosis.

En ese sentido, afirmaron que que la distribución de alimentos al centro por parte del Ministerio de Servicios Penitenciarios no estaría llegando a la población penal, por lo que son los familiares quienes se deben encargar de ello.

“Estos privados de libertad no tienen acceso a medicamentos por parte del Estado; son los familiares quienes deben correr con los gastos y no todos tienen los recursos para hacerlo. La atención médica es nula, por lo que la salud de algunos se deteriora con el pasar de los días”, dijo la ONG en una comunicado de prensa.

El OVP detalló que algunos familiares se encargan de depositar dinero para que compren la comida dentro del penal o se reúnen entre varios para enviar algún mercado, porque no todos son de ese estado y no pueden enviar alimentos o viajar.

“También existe una población a la que llaman ‘desechados’ para referirse a los no tienen ningún tipo de recursos ni visita de familiares, por lo que prácticamente viven de la caridad”, aseguró el OVP.

Además de eso, el OVP resalta que además conoce que existe una población civil que permanece dentro de las instalaciones y hace vida dentro del recinto penitenciario, lo que considera una situación violatoria de las normas del recinto penitenciario.