Respecto al plan de racionamiento explicó que “la idea es que llegue semanalmente 2 o 3 veces a la semana a una comunidad, además del surtido a través de las cisternas”

El jefe de Gobierno del Distrito Capital, Darío Vivas, aseveró este miércoles 20 de mayo que “en horas pudiese estar resuelta la avería en el alimentador del Tuy II“.

“Esta ha sido la sequía más grande, además del sabotaje en una bomba del Tuy II, la cual hemos estado reparando con urgencia, haciendo milagros y maromas para traer cisternas y paliar los efectos de la falta de agua”, dijo en entrevista para Globovisión.

Señaló que 86 mega cisternas surtirán a los habitantes del Distrito Capital, esto en planificación con las mesas técnicas de agua y con las comunidades. Dichas cisternas se han dividido para surtir a las parroquias con mayor dificultad para el acceso de agua, ubicadas en sectores altos, ejemplo El Junquito, donde se destinarán 5 cisternas más pequeñas para que puedan pasar por la vía, detalló.

Aseguró que llegarán más cisternas, “en la medida que el bloqueo permitan que pasen, pasarán. Queremos llevar el agua por la tubería normal, pero la situación de sabotaje permanente no lo permite”, apuntó.

Consideró que este problema se mantendrá hasta que llegue la temporada de lluvia, porque los embalses se llenan de manera natural.

El jefe de Gobierno capitalino apela al nivel de conciencia de los venezolanos para que mantenga el distanciamiento y las medidas preventivas ante la COVID-19, durante las jornadas de surtimiento de agua en las comunidades.

En cuanto al incremento en las tarifas de este servicio, por parte de Hidrocapital, Vivas indicó que “en este momento de cuarentena no tenemos pensado incrementar ningún servicio público“.

Por otra parte, agregó que existe un Plan Nacional de Fiscalización de precios acordados, a distribuidoras y comercios en el municipio Libertador, que surgió debido a la especulación y el acaparamiento por parte de algunos comerciantes.