El presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, dijo esperar que la gasolina traída de Irán no se vaya en las redes de corrupción.

También manifestó su rechazo a la posibilidad de que el combustible sea enviado a otro país (Cuba), como se especuló este lunes 25 de mayo.

Como empresario, pidió al gobierno de Maduro claridad sobre la escasez de combustible, a fin de poder retomar las actividades.