Históricamente se ha visto que después de eventos electorales hay repunte de casos de COVID-19, pero es también muy preocupante la campaña en sí, explicó este martes el doctor Manuel Figuera, vicepresidente de la Sociedad Venezolana de Infectología.

Es preocupante ver que hubo personas en sitios cerrados, dirigentes que lanzaron tapabocas, detalló Figuera.

En Venezuela tenemos casos y las personas siguen muriendo por esta enfermedad, acotó en entrevista con Unión Radio. En noviembre, hubo menos casos y pareciera que están repuntando de nuevo en la frontera y en la zona central del país. En enero, se espera un repunte de casos, pero probablemente la segunda ola se verá en febrero.

Pareciera que la población se relajó por completo, hay sitios en los que no se cumplen las medidas de protección. La mascarilla no es 100% segura, hay que sumar otras medidas como lavado de manos y distanciamiento físico.

Nos preocupa que en Venezuela las cosas no están mejor, los hospitales no están mejor ni hay más capacidad de diagnóstico, indicó.

Venezuela no está en condiciones para enfermarse de nada, alertó.

Si alguien va a visitar a sus familiares debe cuidarse al menos 14 días antes, estar lo más encerrado posible para no llevar la infección a otro sitio. Recordó que los adultos mayores pueden fallecer y están expuestos al contagio. Propuso tener ambientes ventilados, ventanas abiertas, mantener distanciamiento físico y usar mascarilla. De tener síntomas no se debe salir de cas, aconsejó por último..