No hay velorios, sino “protocolos de despedida”. Cadáveres pueden ser trasladados de una ciudad a otra solo con permiso de la ZODI y autorización del Ministerio de Salud, señala Joel Urribarri, presidente de la Cámara Nacional de Empresas Funerarias

Morir por COVID-19 o morir en tiempos de COVID-19 no es como fallecer antes de la pandemia. El coronavirus ha obligado a tomar medidas excepcionales en Venezuela y en el mundo, pero en Venezuela se añaden los problemas previos, como la escasez de gasolina.

Joel Urribarri, presidente de la Cámara Nacional de Empresas Funerarias, indicó a contrapunto.com que se han acogido a lo establecido en el decreto presidencial y a las medidas tomadas en cada estado. Los rituales de la muerte implican una reunión de personas, remarca, y eso conlleva el riesgo del contagio con el coronavirus.

Por eso, las funerarias han tomado medidas para garantizar el último adiós a pesar de las restricciones y del aumento en el número de casos,

Joel Urribarri aclara las inquietudes más comunes.

-¿Si la persona muere por COVID-19 puede haber velorio, entierro o incineración?

-No. En caso de fallecimiento por COVID-19 va directo al cementerio. En algunos estados del país, como Lara, solo se permite la cremación. En otras entidades, se permite la inhumación, pero no es lo común.

-Si la persona no muere por COVID sino por otras causas, ¿puede haber velorio, entierro o incineración?

-Ninguno de los tres. El velorio no se permite porque implica la aglomeración de personas, detalla Urribarri. La inhumación está permitida, con pocos asistentes. También se puede recurrir a la cremación.

-¿No hay velorio, sino “protocolo de despedida”? ¿En qué consiste?

-El protocolo de despedida consiste en dos horas de los familiares y allegados con su ser querido. Únicamente, se permite con las medidas de prevención de COVID-19: tapabocas, desinfectante y distanciamiento social.

-Si la persona muere por COVID, ¿puede ser trasladada a otra ciudad?

-“Imposible”, responde Urribarri.

-Si la persona no muere por COVID, ¿puede ser trasladada a otra ciudad?

-La idea es que no haya traslados de una ciudad a otra, pero de ser necesario se tramita el permiso ante la Zona de Defensa Integral (ZODI) y el Ministerio de Salud, detalla Urribarri. El cuerpo debe ser debidamente preparado.

-¿Hay suficientes urnas y materiales?

-Sí. “De momento las necesidades están cubiertas”, apunta.

-¿Se descarta COVID-19 en los cadáveres?

-Sí. Cuando se sospecha que alguien muere por COVID-19 se le hace la prueba.

-¿Hay suficiente gasolina para el servicio funerario?

-La situación está crítica, explica. “Esta semana es crucial”, porque ya se siente la escasez y hay colas en los estados. Cita el caso de Barquisimeto, donde ya están colapsados por la falta de combustible. La cámara quiere conversar con las ZODI y el Ministerio de Salud, a fin de que las carrozas fúnebres puedan disponer de gasolina. De lo contrario, alerta, no se podrá retirar un cuerpo en una vivienda o en un centro asistencial.