Hortensia Orsini, directora del Instituto de Protocolo y Etiqueta (IPE), dicta talleres -ha ofrecido dos en alianza con el BOD- para aprender a saludar, estar y organizar una oficina en tiempos de pandemia

Colocación de carteles para explicar cómo lavarse las manos o cómo quitarse un guante, demarcación de áreas, higienización de las áreas comunes son algunas medidas que se deben tomar en las oficinas por la COVID-19, señala Hortensia Orsini, directora del Instituto de Protocolo y Etiqueta (IPE).

Las organizaciones no están preparadas, en Venezuela ni en el mundo, “para recibir esta avalancha de trabajadores”, y las medidas para el retorno no son solo lavarse manos y usar tapabocas, explica Orsini en conversación con contrapunto.com.

“La vida nos cambió para todo”, señala. El teletrabajo se aceleró, y obliga a ajustar los protocolos, por ejemplo.

Lo que se ha hecho se ha hecho por ensayo y error.

Pero fundamentalmente la gente debe tomar conciencia, porque nada se hace al calzar el tapabocas si después “todos nos amuñuñamos para una foto”.

Las organizaciones deben buscar personas que las asesoren para saber qué medidas tomar, por dónde comenzar, qué hacer a fin de evitar la cercanía desde la entrada y la recepción. “Mucha gente tiene miedo porque se va a contaminar, pero por otro lado debe salir a trabajar”.

Además “las empresas no pueden parar, porque no pueden para la rueda del negocio”, sentencia.

Orsini, con los pies en la tierra, subraya que la COVID-19 “llegó para quedarse”, y por eso hay nuevos protocolos corporativos. Uno de ellos: No dar la mano al conocer a alguien, sino saludar con una reverencia. Entregar liguitas a las trabajadoras para que se recojan el cabello, dejar de usar corbata porque puede ser fuente de contaminación.

El Instituto de Protocolo y Etiqueta (IPE) y el Centro Cultural BOD realizaron dos actividades de formación, el 11 y 18 de noviembre, sobre protocolos organizacionales y COVID-19.