Esta mañana el presidente de la Federación Médica Venezolana (FMV), Douglas León Natera, afirmó que solamente 0,3% de la población ha sido vacunada, de acuerdo con registros obtenidos por esa organización gremial

Este viernes, el ex presidente del Instituto Venezolano de Seguro Social (IVSS), y dirigente sindical, Rafael Arreaza, aseguró que en este momento de pandemia no hay cifras oficiales de cuántas personas de la tercera edad han sido vacunadas con la Sputnik-V, pese que el segundo de los tres cargamentos que han llegado al país con las dosis anticovid había sido destinada para la tercera edad.

“No tenemos idea. Acuérdense que este es un gobierno mentiroso que no acostumbra a no decir las cosas como son, y va inventarse todo. En enero dijeron que ya para esta fecha iba a estar vacunado a la mitad de la población y nos hemos vacunado”, dijo a las fueras del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD.).

Además de eso, afirmó que desde un entorno personal, solo diez personas habrían sido vacunadas con las dosis que han llegado.

Justo esta semana, el ministro de Salud, Carlos Alvarado, informó que Venezuela recibió 50 mil dosis de la vacuna rusa Sputnik V.

En ese sentido, agregó que también esperan incorporar al plan de inmunización al personal que atiende a pacientes con la COVID-19 como bomberos y Protección Civil.

Además de eso, aseguró que en el país se han suministrado más de 200 mil dosis del fármaco sin eventos adversos a su aplicación.

“Esto viene a completar las dosis del personal de salud y a los adultos mayores que comenzamos a vacunar”, dijo en una transmisión por Venezolana de Televisión.

Por su parte, esta mañana el presidente de la Federación Médica Venezolana (FMV), Douglas León Natera, afirmó que solamente 0,3% de la población ha sido vacunada, de acuerdo con registros obtenidos por esa organización gremial.

“Desde el pasado martes 13 de abril se registraron otros diez fallecidos en el personal de salud que elevan la cifra a 470 muertos, de los cuales 340 son médicos y 130 de las distintas áreas sanitarias”, dijo Natera. Esto representa 25,6% de los fallecidos por COVID-19.

Además,“80% de los centros dispensadores de salud y hospitales presentan una precaria bioseguridad. Sin agua, sin detergentes ni implementos de limpiezas”.

Sobre las vacunas contra el COVID-19 sostuvo que las pocas que han llegado a Venezuela “han sido desviadas hacia el alto gobierno para aplicarlas a ministros, diputados, cubanos y operadores políticos oficialistas”.