En Venezuela hay 6.851 casos activos en el país de COVID-19, mientras que en la semana que termina han mantenido un promedio diario de 6.873 con 456 casos nuevos y 455 recuperados por día

El crecimiento del número casos activos de COVID-19 que experimentó Venezuela entre finales de 2020 y comienzos de 2021 se ha frenado, según consideró este domingo el presidente del país, Nicolás Maduro.

“Hemos detenido el crecimiento momentáneamente, hemos ralentizado (…) el proceso de crecimiento, lo cual es una buena noticia”, dijo Maduro en su acto dominical de Gobierno acerca del estado de la pandemia en Venezuela.

Según explicó, en este momento hay 6.851 casos activos en el país de COVID-19, mientras que en la semana que termina han mantenido un promedio diario de 6.873 con 456 casos nuevos y 455 recuperados por día.

De ese modo, en Venezuela hay en este momento 21 casos activos por cada cien mil habitantes, el mismo número que la semana anterior. Sin embargo, en las dos primeras semanas de enero Venezuela tuvo 15 casos activos por cada cien mil habitantes.

Estos datos, para Maduro, muestran que se ha frenado la curva de contagios para formarse “una meseta”, es decir, que no se incrementa el número de casos activos, pero tampoco disminuye.

El jefe del Estado pidió tener “la certeza” de que esa meseta “se va a convertir en una línea descendente”.

Pese a que no facilitó datos de las últimas 24 horas, como suele hacer, la comisión gubernamental contra la COVID-19, anunció que este lunes comienza una semana de flexibilización, tras siete días de cuarentena, en un plan que el Ejecutivo llama 7+7.

En esta ocasión y ante la llegada de los carnavales, la flexibilización durará diez días hasta el próximo miércoles 17 de febrero.

En estos diez días, pidió a la juventud venezolana”hacer uso de su tiempo para disfrute del carnaval con medidas de bioseguridad”, que eviten el crecimiento de casos de COVID-19 en un periodo en el que “no va a haber conciertos, como se acostumbra”.