La disputa entre los sectores políticos de Guaidó y Maduro, pone en riesgo el acceso de Venezuela a vacunas

De acuerdo con un trabajo publicado por Bloomberg, la administración de Nicolás Maduro habría incautado más de 300 mil pruebas de antígeno, que se consiguieron a través del acuerdo alcanzado con la Asamblea Nacional dirigida por Juan Guaidó y la Organización Panamericana de Salud (OPS), para usar recursos de la nación protegidos en el extranjero para mitigar los efectos de la pandemia por la COVID-19.

De acuerdo con fuentes consultadas por la agencia, la distribución amplia de esas pruebas antígenos en todo el territorio nacional, no se cumplió.

Cuando llegaron a Venezuela en octubre pasado, el gobierno de Maduro tomó el control de 340.000 pruebas y apenas ha distribuido unas 3.000, cerca de 1 % del total, según la OPS.

El organismo regional de salud, está negociando el acceso del país a las vacunas a través de un fondo, mientras Venezuela se queda atrás en la vacunación de su personal esencial dice el reporte de la agencia.

Pero el precedente con las pruebas y las deudas acumuladas con la OPS de alrededor de $ 11 millones hacen imposible esa opción en este momento para acceder a las vacunas.

Con información de Bloomberg