Durante las últimas dos semanas el problema con la energía eléctrica ha persistido, sin contar el tiempo que tienen los vecinos sin internet, servicio telefónico, y por si fuera poco racionamientos de agua.

Este miércoles 6 de octubre varias zonas del municipio Baruta, volvieron a amanecer sin luz, hecho que se ha repetido prácticamente durante dos semanas.

Los problemas eléctricos siguen afectando la jurisdicción, sin contar el racionamiento de agua que comienza por sectores, a veces desde el miércoles hasta el lunes siguiente.

De igual manera, el servicio telefónico y de internet presenta fallas en la mayoría de los sectores debido al presunto hurto de los cables, hecho que ya a casi un año CANTV no ha podido resolver.

“Aquí se pelean por apoyar a una tendencia u otra, pero nosotros somos los afectados. Está claro que el gobierno madurista nos ha jodido a todos que ahora vivimos como en la selva sin servicios básicos”, declaró a Contrapunto, Romel Herrera, vecino del Municipio Baruta.

“Ni luz, ni agua, ni teléfono, la vida nos la han quitado; ni vamos bien ni mucho menos estamos jodidos por ningún bloqueo… Se robaron todo y le apagaron la luz al pueblo”, aseveró Diana Rodríguez, vecina del sector.

Mientras los apagones repentinos continúan, sin previo aviso, los artefactos eléctricos pueden sufrir daños irreparables e irrecuperables, algo grave en esta época donde prácticamente todo está dolarizado y los salarios del ciudadano común no alcanzan para gastos extras.

En el pueblo de Baruta, nos topamos con un deseo común “estabilidad y paz”, algo que la crisis y la falta de entendimiento político lleva a este sector a ser uno de los muchos afectados y en donde los servicios públicos se han convertido en un lujo.