La Iglesia mantiene su postura respecto a que todo diálogo debe llevar a un proceso electoral

El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana Monseñor José Luis Azuaje, expresó que el nuevo proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposiciónse aleja de la búsqueda de la unidad para consolidar una fuerza que resuelva la grave crisis política“.

Asimismo, lamentó que el nuevo mecanismo se maneje con agendas particulares y no tenga planteamientos en potenciales soluciones para superar las adversidades que padecen los venezolanos.

Señaló Monseñor Azuaje que “vemos personas que en otro tiempo fueron influyentes en el marco de la política venezolana y ahora salen a la palestra sin pueblo, sin soporte de partidos políticos, sin representación, a querer solucionar un grave problema que no han podido solucionar partidos de tradición”.

Consideró que suspender la negociación en Noruegaresquebraja todo lo que se había logrado, como sentar en una mesa a representantes de la oposición y el Gobierno”.