El presidente de la AN declaró que hasta el momento no hay una nueva convocatoria para asistir a Oslo o para cualquier otra instancia de mediación

Para el diputado Juan Pablo Guanipa la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo es un hecho que complicará “aún más” las negociaciones entre el mandatario Nicolás Maduro y la Asamblea Nacional, presidida por el diputado Juan Guaidó.

“Negociar con un grupo de delincuentes es sumamente complejo. Negociar con gente que no está dispuesta a asumir la responsabilidad que tiene con el país es totalmente difícil”, añade el parlamentario por el estado Zulia.

Foto: Anthony AsCer Aparicio – Archivo Contrapunto

Para Guanipa no existe “ninguna disposición” por parte de quienes sustentan el poder “de entender el profundo daño que le están haciendo al país y de asumir al menos un dejo de sensatez”.

Independiente a cuál sea la solución a la crisis venezolana; elección, negociación, pronunciamiento militar, cooperación internacional, Guanipa insiste en que lo indispensable es que los actores de oposición intensifiquen la presión para que los oficialistas “bajen un poco la guardia” y entiendan “el profundo daño que le están haciendo al país”.

Para el diputado William Davila, el fallecimiento del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo “claro que impacta” en cualquier espacio de negociación que mantengan Gobierno y oposición al considerar que el hecho es una clara “violación flagrante a los derechos humanos y un delito de lesa humanidad”.

Foto: Rafael Briceño

Davila describe este hecho como “un patrón que está siguiendo Nicolás Maduro de persecución contra sectores de la población por razones políticas, en este caso el militar”.

El militar Acosta Arévalo falleció este sábado 29 de junio. Un día antes fue presentado ante tribunales militares por su presunta vinculación en un atentado contra Maduro. Durante la audiencia, el juez ordenó que Acosta Arévalo fuera trasladado al hospital militar Vicente Salias –en Fuerte Tiuna– debido al estado en el que estaba. Según el abogado Alonso Medina Roa, el capitán pedía auxilio y que posteriormente se desmayó en el juzgado.

Foto: EFE

El diputado por el estado Merida se pregunta “cómo pueden reanudarse las negociaciones o hablar de negociaciones” con un Gobierno que acabando de salir del país, la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU Michelle Bachelet, dejando dos funcionarios de su oficina en Caracas, ocurre “esta razia de persecución contra los militares, y en este caso, la grave la tortura y la muerte, como consecuencia, del capitán de corbeta”.

Con respecto al tema de las negociaciones, el presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó declaró que “no ha habido pronunciamiento oficial de que asistirán a una nueva ronda” de conversaciones en Noruega o de otra oportunidad que favorezca el proceso político que encabeza para apartar a Maduro del poder.

Foto: Rafael Briceño

“Cuando se aproxime una solución a la crisis, sea cual sea el espacio; la mediación del reino de Noruega, la facilitación del Grupo de Contacto de la Unión Europea, la presión diplomática por parte del Grupo de Lima, la protección de los activos por parte de los EEUU, lo comunicaremos oficialmente. Nunca va a ser momento para mediar con una dictadura”, declaró este martes desde el Palacio Federal Legislativo.

Informe de Michelle Bachelet

Para el diputado Juan Pablo Guanipa el informe detallado que la alta comisionada Michelle Bachelet debe presentar el próximo viernes 5 de julio ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU debe ser “más contundente”, que el balance preliminar que presentó antes de partir de Venezuela.

Guanipa insiste en que Bachelet no solo puede reconocer la crisis sino que su informe debe llevar implícito “una actitud mucho mas contundente frente a lo que ha sido la actuación de Nicolás Maduro y de sus cómplices en el ejercicio usurpador del poder”.

De igual forma solicitó a la comunidad internacional y a las organizaciones internacionales dejar de buscar una “especie de equilibrio” frente a situaciones que, a su juicio, no lo ameritan.

Sin embargo, el parlamentario reconoce que mantiene altas expectativas en que el informe contenga “soluciones de fondo para el problema” y no solo revisiones a los casos de violaciones a los derechos humanos, que insiste “son muchos” y que se siguen incrementando, no solo con la muerte del capitán de corbeta, sino ahora también con lo ocurrido en Táchira con Rufo Chacón de 16 años que perdió la vista al ser impactado en el rostro por 52 disparos de perdigón, según el médico Luis Ramírez quien atendió al joven.

Adriana Parada, madre del joven expresó a AFP que su hijo participaba junto a ella en una manifestación para pedir gas el lunes en la localidad de Táriba.

Para el diputado William Davila, otro aspecto importante en el informe detallado que presentará Bachelet, es que ella misma “no se contradiga” en lo que dijo en su informe previo que entregó el pasado 20 de marzo.

Davila también mantiene “altas expectativas” sobre este nuevo informe que a su juicio es una oportunidad para abrir una abanico mayor de “perspectivas internacionales muy importantes” que fomenten mayor cooperación internacional en Venezuela.

La presentación de este informe detallado sobre la situación del país, aunado al reconocimiento de más de 60 países a Guaidó como presidente encargado de la República, y por organizaciones internacionales como la OEA y la CIDH, deben, según Davila, “generar un resultado” y que ese resultado “debe ser precisar de una vez por todas si efectivamente Maduro quiere elecciones para resolver la crisis”.