Este domingo el presidente del Poder Legislativo, Juan Guaidó, denunció que la Constituyente pretendía disolver la AN y adelantar las elecciones parlamentarias

Desde agosto de 2017 la Asamblea Constituyente ha vulnerado la inmunidad parlamentaria de los diputados de la Asamblea Nacional (AN). El primero fue el diputado Germán Ferrer, esposo de la fiscal general del Ministerio Público, destituida por la Constituyente.

Desde 2017, y hasta la fecha, van más de 20 parlamentarios, incluyendo al jefe del Poder Legislativo, Juan Guaidó.

Para hacer frente a estas faltas en el hemiciclo, este miércoles 14 de agosto la comisión de Política Interior de la AN propuso debatir un anteproyecto de Ley de Parlamento Virtual.

Este anteproyecto surge luego de las acciones que la Constituyente ha ejercido sobre más de 20 diputados, además de 90 diputados perseguidos, según Guaidó, además de los 2 parlamentarios que se encuentran presos; el primer vicepresidente Edgar Zambrano y el diputado Juen Requesens.

Este domingo Guaidó denunció que la Constituyente pretendía disolver la AN y adelantar las elecciones parlamentarias, por lo que aseguró que si eso ocurriera la AN seguiría ejerciendo funciones “como sea”.

Al respecto, el diputado William Davila opinó que el Parlamento debe “establecer los mecanismos necesarios para seguir en funciones”, a pesar de las acciones del Gobierno del mandatario Nicolás Maduro, que desde su opinión, son con el fin de de dejarlos sin quórum.

Entre las propuestas de Davila está buscar la manera de que los diputados que se encuentran en el exilio o en la clandestinidad puedan intervenir durante las sesiones a través de mecanismos digitales.

De igual forma, este 12 de agosto, el primer vicepresidente de la AN, Stalin González, aseguró que desde la Unidad tienen respuesta para cualquier escenario que se presente en torno a las amenazas del gobierno de Maduro.