La cancillería colombiana reafirmó que las Fuerzas Militares de Colombia “se mantienen prestas a la defensa de la soberanía nacional y de quienes habitan en la frontera”

El Gobierno de Colombia expresó a la comunidad internacional, este martes 25 de junio, su “preocupación” por una presunta violación de su territorio por parte de militares venezolanos, acción ocurrida presuntamente en el selvático departamento del Guainía fronterizo con Venezuela.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de la República de Colombia, pone en conocimiento de la comunidad internacional su preocupación por la reiteración de este tipo de provocaciones, generadas por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro, que afectan a las comunidades de la frontera”, dijo la Cancillería a través de un comunicado.

Colombia y Venezuela comparten una frontera terrestre de 2.219 kilómetros y no tienen relaciones diplomáticas desde el pasado 23 de febrero cuando Caracas anunció la ruptura tras el intento de ingreso de una caravana que, aseguraba el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, contenía ayuda humanitaria.

El documento emitido por la cancillería neogranadina detalla que “los hechos ocurrieron después de las 9:00 am del 22 de junio, mientras los afectados navegaban por el Río Negro, que sirve de límite entre los dos países, a la altura del sector La Guadalupe”.

Agrega que: “Dichas denuncias fueron recibidas por la Armada Nacional (de Colombia) e incluyen testimonios y videos tomados por los afectados” quienes identificaron a los uniformados como “pertenecientes a las Fuerzas Armadas Bolivarianas, no obstante que los intimidaron haciendo disparos al aire, fueron enfrentados por la comunidad y obligados a retirarse”.

La cancillería colombiana puntualizó que las Fuerzas Militares de Colombia “se mantienen prestas a la defensa de la soberanía nacional y de los ciudadanos que habitan en la frontera, manteniendo siempre la debida prudencia frente a estas claras y reiteradas incitaciones, que sólo pretenden generar respuesta para hacer ver a Colombia como país agresor”.