El episcopado rechazó los sucesos ocurridos en las adyacencias de la Asamblea Nacional (AN), durante la instalación de la nueva junta directiva

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), durante una rueda de prensa, aseveró que le corresponde a la directiva presidida por el diputado Juan Guaidó continuar trabajando por la resolución de los principales problemas que afectan a los venezolanos.

En este sentido, el obispo de San Cristóbal, Mario Moronta, criticó la forma en que la bancada oficialista eligió la directiva del Parlamento y reiteró su preocupación por la “violación a las leyes venezolanas”.

Dijo el obispo que “violentando toda normativa de la AN se hicieron designar como directiva de esa institución, los venezolanos sabemos que ha sido una designación írrita y fuera de toda normativa”.

Asimismo, el nuncio apostólico en Venezuela, Aldo Giordano, mostró su preocupación por los hechos del pasado 5 de enero y abogó por un diálogo que promueva la resolución de la crisis política y social en Venezuela. 

Expresó que “el domingo pasado fui testigo que Venezuela ha vivido una página triste y oscura que no hace honor a nuestro querido país”. Y consideró que es responsabilidad de la Iglesia coadyuvar con espacios de diálogo para lograr la paz en la nación.