Para la aplicación de cualquier dosis contra la Covid_19, resulta indispensable minimizar los riesgos y maximizar la posibilidad de beneficio terapéutico

Ante el anuncio oficial de iniciar un plan de vacunación a niños, niñas y adolescentes con un fármaco, candidato a vacuna denominado “Abdala”, en Cecodap expresamos nuestra preocupación de iniciar un proceso de aplicación de vacunas sin cumplir criterios bioéticos, científicos y con las aprobaciones necesarias por los entes regulatorios nacionales e internacionales.

“Si bien es cierto que las vacunas son indispensables dentro de una política sanitaria, las mismas deben ser seguras, efectivas, confiables y con resultados verificables”, argumentó el abogado con diplomados en derechos humanos, Carlos Trapani, director de Cecodap.

Y añadió “estos criterios son especialmente necesarios cuando son aplicadas a niños, niñas y adolescentes”. 

Explicó que para la aplicación de cualquier vacuna, resulta indispensable minimizar los riesgos y maximizar la posibilidad de beneficio terapéutico.

En caso contrario, sería una vulneración a la salud, aún más cuando se trata de los niños, niñas y adolescentes.

“Es importante insistir que los resultados de los ensayos clínicos en personas adultas no deben atribuirse a los niños, niñas y adolescentes”, dijo Trapani..

A su juicio, señaló que aún no existe evidencia científica sólida sobre la efectividad del fármaco Abdala y no existe información oficial pública sobre el estricto cumplimiento de las fases de la investigación en la elaboración de este producto.

“La Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, en su artículo 47, reconoce el derecho a la inmunización contra las enfermedades prevenibles. Para ello, el Estado asume la obligación de garantizar vacunas de calidad”, precisó Trapani.

El jurista exigió al Estado, garantizar la protección de los niños, niñas y adolescentes frente a un futuro proceso de vacunación por COVID-19.

“Es indispensable garantizar la información pública suficiente que certifique la seguridad y calidad de una vacuna”, aseveró.

Y dseñaló que de igual forma  se deben adoptar las medidas necesarias que permitan el acceso a un programa de vacunación universal, gratuito y oportuno.