La organización caribeña señaló que seguirá de cerca la situación y que el principio de no interferencia y no intervención en los asuntos de otros Estados y el respeto a sus soberanías

La Comunidad del Caribe (Caricom) expresó este viernes 3 de mayo su “preocupación” por el agravamiento de la situación en Venezuela y cómo está afectando a la población, pero subrayó la necesidad de un “proceso interno pacífico” y sin intervención externa.

En un comunicado emitido este viernes, Caricom reiteró su posición de que la crisis en Venezuela deberá resolverse mediante “un proceso interno pacífico que evite el uso de la fuerza”.

Caricom, compuesta por 15 países, se reunió en Trinidad y Tobago para tratar asuntos de seguridad en el seno de sus respectivos países y el problema de Venezuela.

En la nota final, tras la reunión, la organización caribeña señaló que seguirá de cerca la situación y que el principio de “no interferencia y no intervención en los asuntos de otros Estados, el respeto a sus soberanías, la adhesión al Estado de derecho y el respeto por los derechos humanos debe permanecer por encima de todo”.

Reiteró que continuarán apoyando los esfuerzos diplomáticos como el Mecanismo de Montevideo y animaremos los esfuerzos para traer una solución pacífica al conflicto, concluyó Caricom en su comunicado.