Aseguró que trabajará para que haya presión internacional para aislar a ese tipo de “régimen”, que a su juicio, es “una dictadura militar”

El gobierno uruguayo, cercano al chavismo, ha impulsado una estrategia de búsqueda del diálogo como salida a la crisis venezolana.

Por su parte, Ernesto Talvi, quien como candidato opositor busca la Presidencia de Uruguay, donde “la producción está contra las cuerdas” y el gobierno está “desgastado”, sostuvo que Venezuela es una “dictadura” que “va a caer”.

Montevideo reconoce como presidente legítimo de Venezuela a Nicolás Maduro, mientras varios de sus vecinos respaldan al líder opositor y jefe parlamentario Juan Guaidó como mandatario encargado. 

“Vamos a trabajar para que haya presión internacional para aislar a ese tipo de régimen” que es “una dictadura militar que persigue, que asesina, que tortura”, que es un “problema para los venezolanos y a nivel regional”, y que “va a caer con el pueblo en las calles, sin armas, ni propias, ni ajenas”, sostuvo el postulante.

Venezuela es uno de los ejes de discusión entre los partidos Colorado, Nacional (centroderecha) y Frente Amplio, fuerzas políticas que lideran las encuestas de cara a los comicios del 27 de octubre en Uruguay.

Uruguayan presidential candidate for the Colorado party, Ernesto Talvi, gestures as he speaks during an interview with AFP in Montevideo, on August 26, 2019. – Uruguay will hold general elections on October 27. (Photo by Pedro Ugarte / AFP)

Ernesto Talvi, es economista de 62 años, de voz gastada y hablar firme, formado entre Uruguay y Chicago, había ocupado en el pasado cargos técnicos en el sector público pero no tenía experiencia como candidato. 

En agosto de 2018 anunció su precandidatura y en junio de este año sacudió el tablero político cuando resultó electo candidato único por el liberal Partido Colorado tras derrotar al dos veces presidente Julio María Sanguinetti.

Desde entonces crece en las encuestas, que lo posicionan como el tercero en discordia para los comicios de octubre.

Promete reformar la educación pública, impulsar la alicaída economía y reposicionar la diplomacia tras las idas y vueltas del gobierno del Frente Amplio (izquierda, en el poder desde 2005) sobre Venezuela y la apertura comercial.

Sobre las políticas argentinas, Talvi afirma que Argentina “redescubrió” la capacidad de endeudarse y está pagando las consecuencias

Asimismo, en entrevista con la agencia de noticias AFP, Talvi rechazó las comparaciones que desde el oficialismo le hacen con el mandatario argentino Mauricio Macri y también el calificativo de “neoliberal”: prefiere definirse como un “liberal progresista”.