Los funcionarios también evalúan el estatus de los diplomáticos venezolanos designados por Maduro en Canadá

La ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, anunció este domingo la suspensión temporal de las actividades de la Embajada canadiense en Venezuela.

La decisión se debió al hecho de que, a finales de junio, expiran las visas de los diplomáticos canadienses, y el personal de la Embajada “ya no estará en condiciones de obtener la acreditación diplomática bajo el régimen de Maduro”.

“A medida que Venezuela se adentra más en la dictadura y los venezolanos continúan sufriendo a manos del régimen ilegítimo de Maduro, el régimen ha tomado medidas para limitar la capacidad de las embajadas extranjeras para funcionar en Venezuela, en particular las que abogan por la restauración de la democracia en Venezuela”, señala un comunicado de la cancillería canadiense.

“A pesar de esta suspensión temporal, Canadá, junto con sus socios en el Grupo de Lima y la comunidad internacional, seguirá defendiendo los derechos del pueblo venezolano y el pleno retorno a la democracia en Venezuela”, subrayó Freeland.

“Estamos evaluando también el estatus de los diplomáticos venezolanos designados por el régimen de Maduro en Canadá”, puntualizó la funcionaria canadiense.