No se registró ningún movimiento irregular en ninguna de las sedes diplomáticas, tomando en cuenta que en una se encontraban solicitando asilo 25 militares sublevados del 30 de abril y en la otra está como huésped el líder opositor Leopoldo López

Aquí no ha entrado ni salido nadie el día de hoy”, aseguró este jueves un empleado del Centro Gerencial Mohedano, en La Castellana, donde está ubicada la embajada de Brasil. Esa sede diplomática estaría un grupo de militares que se sublevaron contra Nicolás Maduro el pasado martes 30 de abril

Al rededor de las 12 del mediodía de este jueves, corría en las redes sociales el rumor de que en las afueras del lugar había presencia de cuerpos de seguridad del Estado y que habrían sido expulsados los 25 militares que se alzaron junto al presidente de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, en las inmediaciones de la base aérea La Carlota.

El equipo de Contrapunto se acercó a la sede diplomática y sólo se pudo constatar la presencia de una camioneta con funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). 

Un empleado del lugar informó que no permitían que nadie tuviera acceso a la embajada y que es habitual que durante el día se desplazaran patrullas de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). También aseguró que no hay personal de alto rango del cuerpo consular en la embajada. “Todos están fuera del país”, dijo el trabajador quien prefirió el anonimato. 

Otras informaciones decían que ese mismo escenario estaría repitiéndose dos cuadras más arriba, en la Embajada de España. Al llegar al lugar se verificó la misma situación que a las afueras de la otra sede de misión, es decir, total normalidad

“Supuestamente había policías aquí”, afirmó un camarógrafo que abordó a un grupo de mujeres que pasaba por el lugar, mientras reporteros gráficos tomaban imágenes y videos de las afueras de la sede. 

Todo continuaba en calma. Sólo uno que otro “mirón” se acercaba a preguntar qué ocurría, tomando en cuenta que en la sede diplomática española se encuentra, en calidad de huésped, el líder opositor, Leopoldo López.