Algunas políticas de responsabilidad ambiental ejecutadas por empresas son la sustitución de bolsas plásticas por las de papel

Cada 3 de julio se celebra el Día Internacional Sin Bolsas de Plástico, para concienciar a la ciudadanía acerca de los daños que causa este agente contaminante al medio ambiente.

Las bolsas plásticas, si no son incineradas, tardan más de 100 años en descomponerse.

Alternativas para no emplear bolsas plásticas

Para disminuir el empleo de bolsas plásticas existen, como alternativas, las bolsas ecológicas elaboradas con tela de alguna prenda de vestir que ya no se use, otras fabricadas con fibra vegetal, e incluso hojas de caña y materiales orgánicos que se degraden y desaparezcan incorporándose al ambiente.

Otra alternativa es la utilización de las pequeñas bolsas donde está empaquetado el arroz, la harina, los granos, la pasta y los cereales para desechar la basura.

Alejandro Luy, gerente general de la Fundación Tierra Viva, expresó que el sistema de gestión en el país no promueve la cultura del reciclaje y esto hace que gran parte de la sociedad dependa de las bolsas plásticas.

“No hay cultura de reciclaje en Venezuela, pero existen iniciativas en esta área por parte de las alcaldías del municipio Chacao y Baruta. También la Fundación Tierra Viva lleva un programa de reciclaje en Valencia, conjuntamente con organizaciones, empresas privadas y escuelas de la entidad” dijo Luy.

Indicó que lo que genera mayor costo en los supermercados es la adquisición de bolsas de plástico para empaquetar los alimentos que se lleva el consumidor, y el cobro de las bolsas genera educación y conciencia en el consumidor en esta materia.

Otros estados donde se conocen experiencias para la promoción del reciclaje son Mérida, a través de la Universidad de Los Andes (ULA) y el estado Zulia con el programa “Zulia Recicla”.

Señaló que algunas empresas incorporan en sus políticas de responsabilidad ambiental la sustitución de las bolsas plásticas por las de papel, citó como ejemplo la tienda de ropa Zara.

Acotó que en el mundo existen empresas que expenden alimentos donde los clientes llevan sus envases de plástico o de vidrio para poder adquirir los productos porque no está permitido el uso de las bolsas. “Para lograr esto en Venezuela es necesario que existan cambios en el comportamiento  de la sociedad” dijo.

Explicó Luy que entre las políticas legales para implementar el uso de las bolsas plásticas se debe incorporar a la Ley del Cambio Climático la eliminación del uso de estas bolsas debido a que es un derivado de hidrocarburo.

Como dato interesante, y para concienciar a la sociedad y alertarla acerca de la problemática que se deriva del uso de estas bolsas, por varios años consecutivos, tapas, envases, botellas, bolsas, y otros artículos de plástico encabezan la lista de desechos más recolectados durante las jornadas de saneamiento del Día Mundial de las Playas.

El Gobierno de Irlanda, mediante mandato gubernamental, impuso una tasa de 25 céntimos para quienes utilicen bolsas de plástico, el dinero recaudado se emplea para proyectos medioambientales, esto ha reducido 95% el empleo de las bolsas pláticas.

La Organización de Naciones Unidas señala que el plástico mata a un millón de aves y más de cien mil especies cada año, y advierte que para el 2050, habrá más plástico que peces en el mar.

Ordenanzas municipales en pro del ambiente

El municipio Carirubana del estado Falcón prohibió, desde el año 2012, la compra, venta y distribución de las bolsas no biodegradables, exceptuando aquella cuya capacidad de peso sea igual o mayor a treinta kilogramos (30 kg).

Esta normativa también establece sanciones para quienes la incumplan. El documento está disponible en los sitios web www.tierraviva.org y www.botiqueria.com.

También la Farmacia Botiquería se suma a la campaña por el uso de bolsas de tela.

Acá les dejamos un monólogo de humor sobre las bolsas de plástico realizado por Marcos Calvo, es una parte del documental de Amigos de la Tierra “Manual de uso para una nave espacial”.