El Departamento de Estado de EEUU pidió por medio de un comunicado este jueves un gobierno de transición negociado y ampliamente aceptable en Venezuela para supervisar elecciones en el país

“Una Comisión Nacional Electoral (CNE) nueva, equilibrada e independiente, seleccionada a través de la Asamblea Nacional, según el mandato constitucional, debe encabezar el proceso electoral”,  señala un comunicado oficial del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

El gobierno estadounidense exige también un nuevo Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para que salvaguarde y garantice “Justicia y proteger la integridad de las elecciones y la santidad de cada voto”.

A estas exigencias se le suma la eliminación de “todas las restricciones a individuos y partidos políticos para permitir su libre participación en las elecciones presidenciales y parlamentarias. Esto incluye protecciones para aquellos que han huido del país por temor a su seguridad, y la liberación de todos los detenidos arbitrariamente”.

Luego enumeran otras consideraciones tales como:

-El acceso ilimitado a medios / telecomunicaciones / internet a fuentes de noticias independientes y tiempo de transmisión equitativo debe estar disponible para todos los candidatos, partidos y el electorado.

-No se debe permitir que el antiguo régimen de Maduro dicte el contenido de los medios independientes. Esto incluye permitir el ejercicio de los derechos de reunión pacífica y la libertad de expresión sin represión, represalias o interrupciones del servicio por motivos políticos.

-Observación electoral independiente, libre de restricciones indebidas, compuesta por expertos nacionales e internacionales.

Más adelante señalan que los Estados Unidos y sus socios tienen la intención de:

-Instar a todas las autoridades venezolanas a cumplir con los criterios anteriores.

-Facilitar el proceso para que los ciudadanos venezolanos en cualquier parte del mundo ejerzan sus derechos votando en una elección presidencial libre y justa desde el extranjero.

-Proporcionar apoyo técnico y / o financiación, según corresponda, para ayudar al proceso de registro de votantes.

-Proporcionar un equipo de observadores electorales independientes altamente respetados para comenzar a trabajar con el nuevo CNE tan pronto como sea designado.