Venezuela consideró estas acusaciones como una provocación por parte de Colombia y como una agresión por parte de Washington

La cancillería de Venezuela rechazó este viernes, a través de un comunicado, las acusaciones difundidas en un aviso oficial publicado el pasado miércoles 27 de marzo por la cancillería de Colombia, en el que denunció un supuesto ataque terrorista contra unidades militares colombianas.

El comunicado de la cancillería venezolana reseñó que ante la tergiversación de los hechos por parte del gobierno colombiano, Venezuela denunció que mientras militares venezolanos inspeccionaban un muro de contención en el sector La Gallina, del municipio Páez, del estado Apure, fueron agredidos por la Armada Colombiana, quedando evidencias recogidas por una comisión de investigación de la 92 Brigada Caribe de la Zona de Defensa Integral 31 Apure.

El gobierno venezolano catalogó este hecho como una inaceptable provocación por parte del Estado colombiano y lo consideró como una agresión por parte de Washington.

El gobierno de Venezuela ratificó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y los cuerpos de seguridad del país mantienen la presencia en las frontera entre Colombia y Venezuela para combatir el narcoparamilitarismo procedente del vecino país.

También en el comunicado Venezuela exigió al gobierno colombiano que cese en sus provocaciones en la frontera común y atienda la crisis humanitaria y de seguridad que padece su país.