El parlamento acordó solicitar las gestiones necesarias para que la Cruz Roja Internacional verifique las condiciones de reclusión y exigir el establecimiento de una oficina permanente de las Naciones Unidas en el país

La Asamblea Nacional (AN), durante su sesión ordinaria de este martes 2 de julio, condenó la actuación de los organismos de seguridad por la muerte del capitán de corbeta, Rafael Acosta Arévalo, y solicitó a las Naciones Unidas establecer una comisión internacional para investigar el hecho.

Asimismo, responsabilizó al Gobierno de Nicolás Maduro de este lamentable hecho, que fue calificado como una “abierta violación al Estado de Derecho”.

La AN rechazó las detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, así como el asesinato del funcionario.

Durante la sesión se aprobó un acuerdo, dónde se establece solicitar al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que conforme una comisión internacional imparcial e independiente para investigar violaciones de los Derechos Humanos (DDHH).

También exigirán a a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, la aplicación del Protocolo de Estambul – Manual para la Investigación y Documentación Eficaces de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos y Degradantes, tras los hechos suscitados contra detenidos en el Dgcim.

El documento también plantea enviar a los entes internacionales y a la comunidad internacional los testimonios de los presos políticos y sus familiares, así como solicitar se lleven a cabo las gestiones necesarias para que la Cruz Roja Internacional verifique las condiciones de reclusión y exigir el establecimiento de una oficina permanente de las Naciones Unidas en el país.