El ente legislativo también pedirá a la ONU y a la CPI investigar “con urgencia y de manera imparcial” los presuntos casos de tortura y desapariciones dentro de las Fuerzas Armadas

La Asamblea Nacional (AN) informó este domingo 30 de junio que solicitará a la Organización de Naciones Unidas (ONU) y a la Corte Penal Internacional (CPI) que exijan fe de vida de los considerados presos políticos venezolanos.

Esta solicitud surge a raíz de de la muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, ocurrida durante la madrugada del pasado sábado 29 junio.

El ente legislativo también pedirá a la ONU y a la CPI investigar “con urgencia y de manera imparcial” los presuntos casos de tortura y desapariciones dentro de las Fuerzas Armadas.

A través de un comunicado de la comisión de política interior, adelantó que también solicitará a los mencionados cuerpos y “de manera inmediata” el empleo de un equipo forense internacional que determine las causas de Acosta Arévalo.

Pese a que pidió una pesquisa internacional e independiente, el Parlamento calificó la muerta del militar como un “asesinato” que “destaca por su atrocidad” y que “marca un nuevo punto de inflexión sobre la compleja situación” de la familia castrense venezolana.

De acuerdo con informaciones de la prensa venezolana, Acosta Arévalo fue detenido el pasado 21 de junio por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), sin que se indicaran entonces los motivos de su aprehensión.

Según su defensa y voceros de la oposición, Acosta Arévalo fue torturado hasta la muerte y la última vez que se le vio con vida, cuando era presentado ante un tribunal militar, no podía mantenerse en pie o hablar.