El Legislativo insta a la Fuerza Armada a “promover y procurar actividades de entrega voluntaria de armas de fuego”, sin obviar “los procedimientos urgentes y necesarios que deberán realizarse para lograr el desarme forzoso de grupos armados al margen de la Ley”

La Asamblea Nacional puso en manos de la fuerza armada el desarme de los grupos de civiles armados simpatizantes del oficialismo, conocidos popularmente como “colectivos”.

El acuerdo, aprobado este martes 23 de abril por el Poder Legislativo, insta “a la Fuerza Armada Nacional y las restantes instituciones del Estado a promover y procurar actividades de entrega voluntaria de armas de fuego y municiones en situación de ilegalidad, por parte de sus poseedores”.

Pero esto se hará “sin detrimento de los procedimientos urgentes y necesarios que deberán realizarse para lograr el desarme forzoso de grupos armados al margen de la Ley, a efectos de la implementación de la acción nacional para el desarme correspondiente”.

El acuerdo se enviará “a las sedes de dirección general de los componentes de la Fuerza Armada Nacional, y demás cuerpos de seguridad del Estado, así como también a los demás Poderes Públicos legítimos de la República Bolivariana de Venezuela”.

El Parlamento también decidió “iniciar la revisión de la legislación especial que regula la materia, a efectos de su actualización y optimización, que conlleve a la creación de un conjunto de leyes que promuevan la cultura de paz, la tolerancia y la convivencia ciudadana, conforme a los valores y principios consagrados en nuestra Constitución”.

Ya la AN había declarado los “colectivos” como una forma de terrorismo de Estado, y resolvió investigar sus acciones para enviar los expedientes a instancias como la OEA, Naciones Unidas y la Corte Penal Internacional.