El océano suministra comida, energía limpia y juega un rol fundamental en la vida del planeta, recordó este miércoles el oceanógrafo José Ramón Delgado, a propósito de haberse celebrado, el pasado 8 de junio, el Día Mundial de los Océanos. La pesca y el plástico son dos problemas fundamentales de los mares en Venezuela, señaló. Como lo recordó, cuando se captura a tasas demasiado altas se pone en peligro el recurso; es como retirar los individuos juveniles, y este es un problema del mundo; en el caso venezolano podemos hablar de sobrepesca en algunas especies.

El plástico es otro problema que afecta a nuestros océanos, criticó.

Las personas debemos comenzar a tener una visión marina, subrayó Delgado, director de la organización Fundación Caribe Sur. Recordó que los planificadores tienen una visión terrestre y no marina. Todo lo que hacemos en tierra afecta al mar, pero necesitamos una educación oceánica, prepararnos mejor.

La infraestructura de las ciencias del mar en Venezuela ha sido destruida, y sin ciencia no hay futuro, subrayó. Muchos países han vivido a espaldas del mar, pero esta década del océano es una oportunidad.

Sin cooperación regional será muy difícil, admitió, pero en la fundación estamos coordinando proyectos, como el de rescate de la data sobre biodiversidad marina en Venezuela. Tuvo financiamiento de la Unión Europea, tiene seis coordinadores entrenados.

Desde los años 60 se ha generado mucha información científica en Venezuela, pero muy poco está disponible de manera digital para la consulta abierta, comentó. Hoy participan 15 investigadores con registros, suben datos georreferenciados. En pocos meses se ha logrado duplicar la cantidad de datos disponibles, destacó.