Un grupo de universitarios busca limpiar las costa venezolanas para “ser parte de la solución” al “problema” ambiental

Una botella de plástico yace en la arena de la playa donde desemboca el último aliento de las olas del Mar Caribe, en el estado La Guaira. Un metro más allá un recipiente que alguna vez contuvo desodorante, la tapa de algún envase: todo parece el regurgitar de unas aguas cansadas de que las tomen por vertedero.

Aunque fueron varios los caminos que siguieron todos esos desechos, la realidad es una sola y están allí, o más bien estaba; porque un grupo de voluntarios, todos muy jóvenes, retiró esos objetos del lugar; junto a otras seis toneladas de residuos reciclables que ahora serán reaprovechados.

https://www.instagram.com/p/B0Lftr_Bbbl/?utm_source=ig_web_copy_link

Se trata del proyecto “Protect Paradise” (Proteger el paraíso), una iniciativa recientemente conformada por estudiantes universitarios, quienes buscan limpiar los más de 2.000 kilómetros de costa que tiene Venezuela para “ser parte de la solución” al “problema” ambiental, un tema que algunos, frente a la severa crisis económica, podrían tildar casi de banal en este territorio.

Convencida de la importancia de esta tarea, Lustay Franco, una de las muchachas que dan vida al proyecto aseguró a la agencia española de noticias EFE que la emergencia climática tiene que convertirse en una prioridad en Venezuela, porque una nación megadiversa como Venezuela deberían destinarse muchos más recursos para su preservación.