Años de contaminación por hidrocarburos, descarga de aguas servidas y una cuña salina son algunos de los elementos

El Lago de Maracaibo está afectado por varios factores que están causando la reducción de la cantidad de peces y la fauna que está en el fondo, y que lo convierten en un paciente en terapia intensiva, alertó este miércoles Zoila Martínez, directora ejecutiva de Vitalis.

La NASA colocó el Lago de Maracaibo como su imagen del día el pasado lunes, para evidenciar el daño causado por la contaminación.

En el lago hay más de 25 mil kilómetros de tuberías enterradas en el cuerpo de agua, que pueden generar derrames, lo que es un pasivo ambiental, detalló.

Anteriormente la guerrilla colombiana volaba oleoductos en territorio colombiano, y el petróleo caía en el río Catatumbo, que drena al Lago de Maracaibo, recordó.

Aparte de eso es una zona agrícola y pecuaria, en la que se usan agroquímicos de manera indebida que caen al agua, describió.

Otro elemento: Para hacer el canal de navegación se introdujo una cuña salina, que está cambiando las características de las aguas, apuntó.

Al Lago también lo perjudican industrias que, si no tienen un debido sistema de aguas servidas, llegan directamente a las aguas.

El Lago sufre la eutroficación: aumento de las algas por nutrientes nitrogenados, algas que pueden disminuir la disponibilidad de oxígeno, señaló Martínez en entrevista con Unión Radio.

La bióloga propone atender los pasivos ambientales dejados por la industria petrolera, tratamiento de las aguas servidas para que no contaminen el Lago y medidas para controlar las poblaciones de algas.