Hay unos 5 millones de personas afectadas, afirmó la legisladora opositora

La cuenca del Lago de Valencia es uno de los problemas ambientales de mayor trascendencia que tiene Venezuela, enfatizó la parlamentaria Deyalitza Aray.

El problema tiene unos 30 años, pero en los últimos 20 ha empeorado porque no se ha atendido, no hay inversión, indicó Aray en entrevista con Unión Radio.

El lago de desborda, su crecimiento no se ha podido controlar, apuntó. La cota establecida es de 408 y ya va por 415.

Hay unos 5 millones de personas afectadas, calculó. Desde 2006 una sentencia dictaminó que las familias debían ser desalojadas e indemnizadas, pero no se ha cumplido. Todavía hay muchas familias, mucha gente en alto riesgo.

El Parlamento declaró la emergencia y la responsabilidad política de quienes estuvieron al frente del Ministerio del Ambiente desde 2006.