La embarcación naufragó en la zona económica exclusiva de Venezuela, recordó el secretario de la ONSA, Luis Guillermo Inciarte

El naufragio de la embarcación Cetus, de bandera africana, arrojó al mar 12 mil barriles de hidrocarburos el pasado 25 de mayo, lo que está causando un perjucio económico al país.

Era un tanquero cargado con IFO 180 altamente contaminante y de alta persistencia en el agua, detalló este viernes Luis Guillermo Inciarte, secretario de la ONSA. Una parte se derramó durante el hundimiento del buque, y por la fractura de los tanques, en el fondo debe haber una filtración permanente. Esto ocurre en la zona económica exclusiva de Venezuela.

La embarcación iba desde Punto Fijo a República Dominicana cargado con combustible. El mar estaba en condiciones adversas, el buque dio una vuelta de campaña y la tripulación quedó en el agua. Sobrevivieron 14 de los 16 tripulantes, acotó Inciarte.

El derrame pasará al sur de Jamaica y va a ser difícilmente visto por la gente porque está en la mitad del mar, detalló. Estamos tratando de ver si se observa la mancha mediante imágenes satelitales, puntualizó a Unión Radio.

La ONSA Venezuela ha notificado a la Procuraduría General de la República para que tome las acciones que correspondan, porque en estos casos tanto las Islas Comoras como Venezuela han suscrito acuerdos sobre derrames y hay fondos internacionales para atender eso.

El responsable es el propietario de la embarcación, que debe acudir a instancias internacionales y debe activar estos recursos. La República debe ejercer acciones legales, ante los tribunales marítimos, por el daño ambiental que esto representa. Estos tribunales generan el procedimiento contra el armador.

No es común que se hunda un tanquero en el mar del país.

Inciarte aclaró que este hecho no tiene relación con la mortandad de peces en Puerto Píritu.